miércoles, 23 de diciembre de 2009

EL AVE FENIX

El mito del Ave Fénix alimentó varias doctrinas y concepciones religiosas de supervivencia, ya que el Fénix moría para renacer con toda su gloria. Su don más destacado era la inmortalidad, pues poseía la capacidad de renacer de sus propias cenizas.
Cuando le llegaba la hora de morir, el Fénix hacía un nido de hierbas aromáticas y especias, ponía un único huevo -el cual empollaba durante tres días- y, al tercer día se quemaba por completo. Al reducirse a cenizas, del huevo resurgía la misma Ave Fénix, siempre única y eterna.

Esto ocurría cada 500 años.

En este momento, en este día, en este mes, en este año, por algún tiempo, estaremos en dificultades debido a la situación mundial. La economía colapsó y las consecuencias, querámoslo o no, estarán presentes por un período que todavía no es posible precisar.

Por otra parte, también es cierto que necesitamos continuar viviendo.
Necesitamos continuar trabajando y haciendo negocios. Necesitamos “sobrevivir, a pesar de”. Necesitamos resurgir de nuestras cenizas, como el Ave Fénix.

Es decir, se nos exige que pongamos en práctica nuestras capacidades de recuperación (resistencia y elasticidad) y de aprender de la experiencia (plasticidad).

Es oportuno mencionar que en el idioma inglés se utiliza la palabra “resilience”, la cual, según el glosario de las Naciones Unidas -Estrategia Internacional para Reducción de Desastres, se refiere a: la capacidad de un sistema, comunidad o sociedad potencialmente expuesta a peligros, para adaptarse, resistiendo o cambiando, con el fin de alcanzar y mantener un nivel aceptable en su funcionamiento y organización. La “resilience” se determina por el grado hasta el cual el sistema social es capaz de organizarse a sí mismo para incrementar su capacidad de aprendizaje de los desastres experimentados, con el fin de lograr una mejor protección futura y de mejorar las previsiones para reducir los riesgos de desastres”.


Cuando se habla de elasticidad nos referimos al “poder que tiene un elemento sólido de recuperarse hasta su forma y tamaño originales, después de que desaparece la fuerza que lo deformó. Es la capacidad para soportar esfuerzos y fuerzas aplicadas, sin romperse y sin adquirir deformaciones permanentes o deteriorarse de ningún modo”. En esta acepción, la elasticidad está asociada tanto a la resistencia como a la flexibilidad (Ej: los músculos del cuerpo humano).

Por su parte, la plasticidad se refiere a “la propiedad mecánica de un material, biológico o de otro tipo, de deformarse permanente e irreversiblemente cuando se encuentra sometido a tensiones por encima de su límite elástico”. A diferencia del comportamiento elástico, la plasticidad de los materiales está relacionada con cambios irreversibles en éstos.


¿Y, en concreto, qué podemos hacer
en estos momentos de crisis?

Para seguir leyendo, haga click aquí

viernes, 11 de diciembre de 2009

¡Deje ya la lloradera! Decídase a Cambiar

¡ Deje ya la lloradera!

Decídase a Cambiar

¿Cuántas veces hemos oído

algo como lo siguiente?

Manuel terminaba de dejar su vehículo en el esta-cionamiento del edificio y vió como Hernán cerraba, furioso, la puerta del suyo. Manuel, al ver así a su vecino, se le acercó y le preguntó qué le pasaba, a lo que Hernán le respondió

”Todas las empresas son iguales. Uno prác-ticamente pasa su vida en ellas y no te lo agra-decen. Bueno, lo que en realidad ocurre es que el nuevo jefe me la tiene dedicada a mí: no me toma en cuenta, no me manda a cursos. Desde que reor-ganizaron, todo ha sido peor. Yo como que renuncio y los dejo ahí entendiéndose.”

La fábrica de caramelos “La Ideal” había dominado el mercado durante los últimos 30 años. Al desaparecer las barreras arancelarias y tener que competir con golosinas de muy alta calidad y menor precio importadas de otros países, la empresa comenzó a declinar. Alejandro Franco, principal accionista, vociferaba contra esa apertura que estaba “acabando con la industria nacional, desprotegida ante la invasión extranjera”; sin que le pasara por su men-te el hecho de que “La Ideal” había tenido más de 30 años para prepararse para estas épocas de competencia y globalización.

Hernán, Alejandro, Usted, yo.

Necesitamos ver la situación

de manera diferente

¡ Basta ya de hacernos las víctimas !


El cambio de nuestro sistema de creencias no ocurre de un día para otro. Cuando finalmente tomamos la decisión de hacerlo para continuar viviendo, por lo general vamos introduciendo ese cambio paso a paso.

Se inicia con la modificación de conductas específicas, concretas, y progresivamente se va extendiendo el radio de acción, hasta que vamos abarcando una gama más amplia de maneras de actuar.

Estas conductas se van afianzando a medida que van en-contrando refuerzo en el medio en el que nos desen-volvemos. Y es así como un día, tiempo después, nos damos cuenta de que nuestro sistema de creencias se ha transformado.

Una muestra de ello es ¿cómo pensaba yo siendo ado-lescente acerca de la crianza de los niños y, como pienso ahora, en mi edad adulta, cuando tengo mis propios hijos? ¡Cómo cambió tanto mi juicio acerca del tema!

Pues bien, la vida laboral no es diferente y esto lo pue-den percibir con más facilidad aquéllos que tienen el doble rol de ser empleados de una empresa durante algunas horas al día y, al salir de ese trabajo, van a desempeñarse, durante otras horas del mismo día, como dueños o accionistas de su propia empresa.


Para continuar leyendo, link aquí

miércoles, 25 de noviembre de 2009

Cuando el Gerente es quien teme a los cambios

Si quieres leerlo completo, haz "click" en el título, en la línea anterior


Por Iris Herrera de Milano

“Yo puedo traerte hasta la puerta,
pero eres tú quien tiene que entrar”.
Jean Paul Vadnais (1919-1994)


Ya es la una y media de la madrugada y Enrique continúa despierto. Se levanta silenciosamente y va para el balcón.
Se sienta. Sabe por qué no puede dormir. Está preocupado.
Le han llegado noticias de que algunos de los empleados están explorando oportunidades con otras empresas.
No se trata de que tema perder gente extremadamente talentosa, pero si hay varias salidas simultáneas la Directiva va a pedir una explicación, y a él no le conviene.
Por varios meses, ha estado avisorando lo que ahora es inminente. Sabe que la empresa requiere cambios para ponerla a la par de los tiempos actuales; sin embargo, está consciente de que teme introducir cambios, teme incluso hablar de ello con sus colaboradores más cercanos.

Esta escena muestra una circunstancia que pudiera lucir exagerada o inusual; no obstante, es más frecuente de lo que se piensa.
Y, ¿a qué se deberá ese miedo?
Existen Gerentes que ocupan tales puestos porque su preparación académica, aptitudes, conocimientos, experiencia, cualidades y relaciones les han llevado hasta los más altos niveles jerárquicos de las organizaciones.
Asimismo, existen otros que, no siendo expertos y no teniendo preparación teórica, llegan a Gerentes por nexos familiares o de amistad.
Con los años, algunos de estos últimos, van aprendiendo y se convierten en buenos gerentes. Otros, no logran incorporar las cualidades gerenciales y retienen los cargos por su capacidad para mantener vivos los lazos de familia o las buenas relaciones que los llevaron allí.

Ahora bien, toda organización, todo Gerente, está sujeto a los cambios que imponen los nuevos tiempos y, en épocas de crisis, la presencia de las habilidades gerenciales es lo que establece la diferencia en la conducción de la organización y, por ende, en sus resultados.

En ocasiones, la inseguridad del Gerente acerca de su propia capacidad es lo que le produce ese temor y de allí nace la “paralización gerencial”, que es fácilmente percibida por los trabajadores; especialmente por aquéllos que han tenido oportunidad de laborar en diversas organizaciones y de conocer distintos estilos gerenciales.
Otras veces, el Gerente -aun teniendo las habilidades, conocimientos y larga experiencia acordes con el cargo que desempeña- se inmoviliza por su temor a lo desconocido, a la incertidumbre que viene con los


Para leerlo completo link aqui

jueves, 12 de noviembre de 2009

Quién escribió el libro

La Autora


La autora es Iris Herrera de Milano. Venezolano-Canadiense. Tiene un título universitario en Psicología (Universidad Central-UCV, Venezuela) y una especialización en Organización y Métodos (Escuela de Administración Pública, Venezuela).


Capacitación y Certificaciones relevantes
• Taller de Sistematización Administrativa (Universidad Central-UCV, Venezuela)
• Psicología y Trabajo (Universidad Simón Bolívar, Venezuela)
• Consultora en Análisis Transaccional (ALAT, Venezuela) (Reconocida por ITAA, California, USA)
• Programa para Gerentes en Desarrollo (IESA, Venezuela)
• Creating the High Performance Workplace (Darden Graduate School of Business, University of Virginia, USA)
• Herramientas Psicoterapéuticas (CICC, Venezuela)
• Seven Habits of Highly Effective People (Covey Leadership Center, Venezuela)
• Facilitadora en Aprendizaje Acelerado (PCO’s International, Venezuela)
• SYMLOG Practitioner (SYMLOG Group, San Diego, California, USA)
• Locutora (Ministerio de Comunicaciones, Venezuela)
• Capacitación para Micro-Empresarios (Alcaldía de Chacao, Venezuela)
• Therapeutic Touch – Levels 1 & 2 (T.T.N. and Casey House, Toronto, Canada)
• Life Skills Coach training (YWCA Metropolitan Toronto, Canada)
• Transition to Work (W.I.S.E. - J.V.S., Toronto, Canada)
• Self Marketing for the Canadian Workplace Program (COSTI, Toronto, Canada)
• Facilitation Skills ( N.Y.W.C., Toronto, Canada)


Experiencia laboral
• Más de 25 años como especialista en Optimización Organizacional y Consultora Gerencial, en organizaciones públicas y privadas, 19 de ellos en la industria petrolera (Venezuela)
• Consultora gerencial independiente, y autora de artículos relacionados (Venezuela)
• Consultora – Análisis Transaccional, individual y de grupos (Venezuela)
• Healthy Workplace Project, Coordinator, Hospital for Sick Children (Toronto, Canada)
• Life Skills, Personal Coach (Toronto, Canada)

Asociaciones
• Federación de Psicólogos de Venezuela
• Asociación Latinoamericana de Análisis Transaccional
• Red Venezolana de Facilitadores

Actividad Comunitaria
• Toronto Grace Hospital (Toronto , Canada)
• North York Women Centre (Toronto,
Canada)

Video sobre El Libro

video

Si prefieres verlo como una presentación en PowerPoint, abre el siguiente Link:

http://www.scribd.com/doc/22382800/Donde-esta-el-Primer-Mundo?autodown=pdf

Presentación del Libro

¿Dónde está el
Primer Mundo? y 10 Historias sobre Gente y Organizaciones



Iris Herrera de Milano


Presentación: El Libro

Desde los años 90 en mi país de origen, Venezuela, y ya con bastante experiencia laboral, empecé a escribir artículos sobre conducta en las organizaciones para una publicación interna de la empresa donde trabajaba. Un día, un compañero de trabajo me entregó un ejemplar de una revista especializada en temas gerenciales y, para mi sorpresa, allí estaba uno de mis artículos. Sin yo saberlo, él se lo había suministrado al editor de la revista y desde esa fecha, gracias a esa “travesura” de mi amigo y al coaching de mi esposo, me animé a seguir escribiendo.

Han transcurrido algunos años, he pasado por diversas experiencias de trabajo desde aquella época, he vivido en otros países, he conocido distintas culturas organizacionales, he entablado conversaciones sobre la materia con personas de distintos lugares del globo y continúo interesada en conocer más cada día acerca de qué es lo que hace que nos comportemos de ciertas maneras cuando estamos en el ambiente laboral.
Por el momento, ese interés ha quedado reflejado en los once capítulos que integran esta publicación.

Lo escrito no es el resultado de investigaciones con rigor académico o experimental. El objetivo del libro es transmitir -al público en general, a estudiantes, a dueños y gerentes de empresas, a individuos que trabajan por cuenta propia, a personas que administran su propia casa, en fin a gente con curiosidad sobre la materia- un conocimiento constituido sobre la base de experiencias directas, bagaje teórico, y observación de casos que ocurren en las organizaciones con las que tenemos que relacionarnos en nuestra vida cotidiana.

Los capítulos examinan áreas diferentes y están redactados de manera que no requieren del lector una formación académica previa en administración de negocios para ser comprendidos; su inclinación por la materia será suficiente. Están dispuestos alfabéticamente (según la primera letra del título) y pueden ser leídos en cualquier orden, debido a que son independientes unos de otros.

El libro comienza con el capítulo “Ahora, ¿Dónde está el Primer Mundo?”, de naturaleza no estrictamente organizacional. Sin embargo, he considerado que es de suma importancia para ubicar al lector en el contexto global en el que hoy se mueven las organizaciones.

Los otros diez capítulos presentan situaciones que surgen en el quehacer diario de las organizaciones, y que dan pie a que un observador narre lo que allí ocurre mientras se persigue el propósito común: producir un bien o un servicio. Además de explicar nuestras relaciones con las organizaciones, proporcionan ejemplos de la vida real, y recomendaciones acerca de cómo enfocar dificultades que usualmente surgen en las áreas revisadas.

El proyecto es que éste sea un primer libro, al cual se sumarían otros a lo largo del tiempo.

Iris Herrera de Milano
irisherreramilano@yahoo.ca
Santiago, República Dominicana, 2009

Contenido del Libro


CONTENIDO POR CAPÍTULO


“Ahora, ¿Dónde está el Primer Mundo?"
Revisa la distinción entre Primer y Tercer Mundos. Habla de conceptos implícitos en esa clasificación, de lo que está ocurriendo en el mundo desarrollado, y de las opciones que tenemos en el Tercer Mundo.

“Cuando el Gerente es quien teme a los Cambios”.
Plantea la resistencia al cambio por parte del gerente, probables causas, y posibles formas de resolver la situación.

“¡Deje ya la Lloradera! – Decídase a cambiar”
Expone la conveniencia para trabajadores y empresarios, de tomar conciencia acerca de sus roles, asumir sus derechos y aceptar sus responsabilidades, si quieren lograr el éxito de la empresa y tener un efecto social positivo.

“El Ave Fénix”
Trata de la capacidad para afrontar momentos difíciles: Crisis. Sobrevivir, aprender y salir fortalecidos de esas experiencias.

“El Eslabón Perdido”
Plantea: consecuencias de la ausencia de planificación en los esfuerzos de cambio organizacional y los problemas derivados de las “lagunas” de conocimiento”. Enfatiza cómo evitar tales situaciones.

“La Cultura de su Organización: ¿Ayuda o carga?”
Presenta elementos concretos que expresan la cultura en una organización. Cómo inventariar las prácticas culturales, identificar las que deseamos modificar, y diseñar un plan de acciones concretas para el cambio.

“La Ética en los Negocios - ¿Podremos recuperarla?”
Afirma que parte de la situación actual de los negocios se originó en la falta de ética. Menciona los Pecados del Vendedor y del Comprador. Habla de la necesidad de instituciones reguladoras, y del aprendizaje que puede derivarse de la crisis.

“Modelaje - ¡Practique lo que predica!”
Enuncia las conductas que buscamos en las personas a quienes consideramos nuestros líderes; y proporciona una recomendación específica.

“Organización, cambio y asesoría”
Explica los pasos del cambio organizacional, el papel del Consultor, y la conveniencia de que ese proceso sea facilitado por un Consultor profesional.

“Servicio al Cliente - ¿Cuál servicio?”
Detalla la realidad de lo que es el “servicio al cliente” y la necesidad de que cambie radicalmente. Propone la transformación total de las unidades de Servicio al Cliente respecto de como están concebidas ahora.

“Valores – Visión – Misión”
Describe una metodología para la formulación de la Visión y Misión a partir de los Valores de la empresa. Destaca la importancia de la Visión para dirigir a la organización hacia el logro del objetivo compartido.

Ahora, ¿Dónde está el Primer Mundo...?

Por Iris Herrera de Milano

Son las 7 de la mañana. En la casa de los Doe, en una selecta zona residencial de un importante centro urbano al noreste de Norte América, Richard, un joven escritor, está desayunando. Inquieto, espera la llamada telefónica de Laura, su esposa, que le avise que el vuelo llegó bien a su destino en el Oeste del país.
En la casa hay una sala-estudio donde una PC y una laptop (con todo el software y accesorios requeridos) están disponibles para ser utilizados por la pareja y por Andy, su pequeño hijo de 4 años.
Sin embargo, Richard -quien trabaja freelance- es de las personas que con frecuencia comenta que no le gusta estar todo el tiempo “atado” a un smart-phone o a una computadora y, en ocasiones, desaprovecha las ventajas que ofrecen los medios de comunicación.
Así, por ejemplo, si en lugar de estar angustiado esperando la llamada de Laura, se hubiera conectado a alguna de las websites que prestan el servicio de seguimiento de vuelos, él habría podido enterarse casi que instantáneamente del aterrizaje del avión en el cual viajaba su esposa y se habría evitado la descarga de adrenalina.
• ¿Qué aprende Andy al observar en repetidas oportunidades esa conducta de Richard?



Son las 6 de la mañana. En un país de Hispano-América, Paula, una abuela insomne navega en Internet y consulta el estado del tiempo en Northville, población de Norte América a la cual emigró Jaime, su nieto. Se entera, entre otras noticias, de que la fuerza del viento ha provocado la caída de láminas de vidrio de las ventanas de los edificios del centro financiero de Northville, y de que las calles adyacentes han sido cerradas al tráfico de vehículos. Ella sabe que Jaime tiene hoy una entrevista de trabajo a las 8:00am en esa zona de la ciudad. De inmediato, vía Internet, Paula llama al celular de Jaime y le avisa del accidente. Con esta información oportuna, Jaime pudo buscar una ruta alterna, tomar un autobús diferente y presentarse a tiempo a la cita.
Ser el único en llegar puntualmente significó una ventaja cuando el entrevistador comparó a los candidatos al puesto, y decidió dárselo a Jaime.
• ¿Qué ha aprendido Jaime al observar en repetidas oportunidades la conducta de Paula



Actualmente, el pertenecer al Primer Mundo está en gran parte asociado a nuestra percepción e interpretación de la realidad, es decir se relaciona más con el terreno de la actitud, que con el de la economía del país donde vivimos.
Muchos habitantes de países desarrollados, sea por su escasa inclinación al uso de la tecnología, sea por no tener los medios económicos para hacerlo, en la práctica viven en el Tercer Mundo. Es el caso de Richard.
Por el contrario, Paula y Jaime, originarios de un país subdesarrollado pero usuarios de las herramientas de telecomunicación más avanzadas, son exponentes de lo que llamaremos la mentalidad de Primer Mundo.

Entonces, conviene precisar, ¿Cuáles de estas personas viven en el Primer Mundo?

Para continuar leyendo, abre el siguiente link:
http://www.scribd.com/doc/22384512/Donde-esta-el-Primer-Mundo